Pueblos

El Parque Natural de Cabo de Gata – Níjar, es muy famoso por sus playas, por su costa, pero hay otro elemento que le llena de encanto y que lo hace muy distinto de otras zonas turísticas y de veraneo: son sus pueblos.

Son pequeños pueblecitos blancos, encalados, de tamaño bastante reducido e integrados el entorno natural, lo cual contribuye a preservar el encanto de la zona y evitando también una construcción masiva que pueda deteriorar el entorno.

La mayoría son en origen pequeños pueblos (y aldeas) dedicados en su mayor parte a la actividad pesquera: San Miguel de Cabo de Gata, La Almadraba, San José, La Isleta, Las Negras o Aguamarga. Hay algunos otros, los menos, de interior, ligados a pequeñas actividades agrícolas (El Pozo de los Frailes, Hortichuelas o Fernán Pérez). Otros incluso mineras o industriales (tal es el caso de Rodalquilar o La Fabriquilla).

Tanto la pesca o la agricultura, son en general en la actualidad actividades más residuales ya que la mayoría de estos pueblos del cabo de Gata están dedicados a la actividad turística, esencialmente alojamientos, restauración y actividades náuticas.